Entrevistamos a la compañía Passabarret

JOSAFAT, un espectáculo de circo muy descriptivo, oscuro, pasional, amoral y provocador, que sabe llegar a todos los públicos

Gran Premio BBVA Zirkòlika de Circo 2018

 

En 2018, la compañía Passabarret estrena Josafat, un espectáculo de circo de sala dirigido por Adrián Schvarzstein y producido por David Sancho. Basado en la novela modernista de Prudenci Bertrana, fue premiado en 2018 con el Gran Premi BBVA Zirkòlika de Circo, impulsado por la Fundació Antigues Caixes Catalanes y BBVA, al mejor espectáculo del año.

 

  1. Josafat es una adaptación en clave de circo de la clásica novela modernista de Prudenci Bertrana. ¿Cómo surge la idea de adaptar esta obra de principios de siglo al circo actual?

Después de un tiempo con ganas de hacer un espectáculo más delicado y exquisito, David Sancho puso sobre la mesa el relato corto de Josafat. ¿Por qué no hacemos una adaptación? – dijo. Después de hacer una lectura, decidimos llevarlo adelante. Ya teníamos algunas técnicas de circo trabajadas, y la ilusión de poner música en directo de la mano de un viejo conocido de la compañía, Guillermo Cides. Nos faltaba alguna persona con nociones de teatro, circo y música capaz de orquestar el proyecto, y éste fue Adrian Schvarzstein.

 

  1. ¿Cómo fuisteis construyendo el espectáculo?

Nos organizamos para hacer 4 residencias de una semana cada una, entre enero y abril de 2018. La primera nos sirvió para conocernos y para generar sinergias y material para el espectáculo. El resultado fue un primer guion. La segunda estancia sirvió para definir y concretar el guion, ya casi definitivo. La tercera, en el Convent de las Arts de Alcover, nos sirvió para poner orden y verdad a las acciones y la música; también para definir las luces, de la mano de Yuri Plana. Ya hicimos un pase privado con público. Y la última residencia, en el teatro Principal de Valls, sirvió para hacer el espectáculo entero y optimizar los detalles. Allí fue donde hicimos el estreno oficial, el 28 de abril de 2018.

 

  1. En la obra vemos pasión, miedo, amor, obsesiones entre el Jorobado de Notre Dame y una joven con mucho carácter. Todo ello con los movimientos propios del circo … ¿Qué queríais transmitir al público?

Josafat es un relato muy descriptivo, oscuro, pasional, amoral y provocador, pero teníamos claro que queríamos llegar a todos los públicos, que fuera un espectáculo familiar. El trabajo ha sido captar la esencia de los personajes, darles vida, naturalidad y conseguir que las acciones no fueran evidentes, para así invitar a cada persona del público a hacer sus interpretaciones, dejándose llevar por una trama fiel a la obra. Al finalizar las funciones obtenemos felicitaciones de público de todas las edades y no deja a nadie indiferente.

 

  1. El espectáculo se lleva a cabo con un actor, una actriz y un músico (Oriol Llop, María Cavagnero i Guillermo Cides). ¿Fue pensado así desde el inicio?

Sí. Tenemos el músico que interpreta el papel de Prudenci Bertrana, utilizando la música como el lápiz que escribe la obra, que enfatiza y describe cada momento que transcurre. Fineta, por su parte, es una mujer atractiva y descarada que se enamora encarnizadamente de Josafat, llevando su deseo hasta un final inesperado. Y finalmente tenemos a Josafat, un hombre básico, devoto y grotesco que vacila entre el deseo y las creencias religiosas al toparse con Fineta.

Los tres se interrelacionan durante todo el espectáculo en situaciones de misterio, pasión, peligro, humor y desesperación.

Cabe decir que inicialmente el papel de Fineta lo iba a interpretar la ágil Laia Estrada, pero se lesionó en un ensayo y Maria Cavagnero la sustituyó, metiéndose en el papel en muy poco tiempo.

 

  1. ¿Cuál es la escena que tiene mayor dificultad?

Utilizamos diferentes técnicas de circo: cuerda, acrobacia, pértiga china, lanzamiento de cuchillos, telas, rueda cyr y cuadrante; y cada conlleva su propio riesgo, si no, ¡no haríamos circo!

Lo más complicado de todo ha sido encontrar que cada técnica tenga su valor narrativo, dotarlas de vida dentro de la trama evitando apariciones inconexas y sin sentido, y así conseguir poner las diferentes técnicas al servicio de la historia y no al revés.

 

  1. El espectáculo se puede hacer en espacios interiores y exteriores. ¿Siempre trabajáis pensando en estos dos tipos de espacios?

El espectáculo se pensó para hacer en interior, porque creemos que es donde la obra coge más fuerza y sentido. Pero también sabemos que la programación en sala es bastante difícil de conseguir de forma estable, a no ser que se trate de un espectáculo muy mediático.

Somos versátiles y sabemos en qué mercado nos encontramos, por eso hicimos la adaptación a la calle, para tener más continuidad.

De los 40 espectáculos que llevamos hechos, ni una cuarta parte han sido en salas. Tanto en formato interior como exterior, hemos tenido bastante éxito. Cabe decir que casi la mitad de veces que hemos sido programados en la calle lo hemos hecho en horario nocturno y con iluminación.

 

  1. Durante estos años la compañía se ha ido consolidando. ¿Cuáles son vuestros próximos objetivos?

Sabemos que al ser un espectáculo sin texto nos puede abrir mercado en todo el mundo, esto es uno de nuestros objetivos, al igual que conseguir entrar en todos los festivales y ferias no sólo de circo, sino también modernistas, de literatura y teatrales, tanto en el ámbito catalán como español y mundial.

 

  1. ¿Qué os ha supuesto ganar el Gran Premio BBVA Zirkòlika? 

De entrada, un reconocimiento al trabajo bien hecho desde un espacio que está en la provincia de Tarragona, fuera de la ciudad condal. Una alegría para todo el equipo que ha intervenido en la creación y el montaje de Josafat. Ayudó mucho a facilitarnos el acceso a festivales y ferias como la Feria de Circo de la Bisbal del Empordà, el Pleniluni de Torredembarra, el Giracirc de Collsuspina, la feria modernista de La Garriga, el Festicam de Amposta, y también estar en Girona, en el Centre Cultural Terrassa y en el Auditorio de Pineda de Mar.

 


Acerca de la compañía

La compañía Passabarret nació en 1995 en Valls (Tarragona), y está especializada en espectáculos de calle, talleres e instalaciones de circo.

Entre los espectáculos producidos:

Tandarica Orkestar (2004), que los ha llevado a los más destacados festivales de teatro de calle de España y países como Mónaco, Francia, Holanda, Cuba o Colombia, junto a importantes nombres de la música balcánica, como Fanfare Ciocarlia o Emir Kusturica.

Big Boss & Tandarica Circus (2010), junto a Jango Edwards, se estrena en Fira Tàrrega. El clown estadounidense ejerce de jefe de ceremonias.

Tandarica Circus Experience (2014). Primera gira con carpa propia por Cataluña, siendo el segundo circo catalán en ruta en todo el año con un centenar de actuaciones.

En 2012, abre su propio centro de creación y producción de espectáculos llamado La Circoteca, además de su escuela de circo, La Circoteca, premiada con el Premio de Circo Zirkòlika 2015, en la categoría de mejor iniciativa para la proyección de circo de Cataluña.

Al 2018, gana el Gran Premio BBVA Zirkòlika de Circo, impulsado por la Fundació Antigues Caixes Catalanes y BBVA, al mejor espectáculo del año.