La Sardina Music, Contacontes per telèfon, y Streaming Immersiu en directe, proyectos ganadores del Premio CoronaCultura

  • Las entidades premiadas han sido la Associació Cultural La Sardina, la Librería El Genet Blau y la Associació La Ira Teatro (Sala Fènix)
  • 86 proyectos culturales de ámbitos tan diversos como la música, las artes escénicas, la literatura, artes visuales, audiovisuales y pluridisciplinares, optaban al Premio.
  • El Premio está convocado y organizado por la Fundació Antigues Caixes Catalanes y BBVA

 

26 de noviembre del 2020 – Con el lema “Nos movemos por la cultura” y haciendo un recorrido por el territorio catalán, hoy se han dado a conocer los tres proyectos ganadores del Premio CoronaCultura. Unos premios que nacieron de la mano de la Fundació Antigues Caixes Catalanes y BBVA con el objetivo de reconocer la innovación y la adaptación de muchas empresas, entidades, equipamientos y profesionales que durante todos estos meses han generado nuevas propuestas culturales.

La Associació Cultural La Sardina, que nació en pleno confinamiento, ha sido galardonada con el Primer Premio por su proyecto La Sardina Music, dotado con 5.000 euros. Un proyecto que ha puesto en valor la música y sus profesionales y ha velado por promover la interacción entre artistas, actores de la industria musical y su público, creando formatos de encuentro en pequeño formato.

Los otros dos premiados que recibirán 3.000 y 2.000 euros respectivamente, son la Librería El Genet Blau, por el proyecto Contacontes per telèfon  y la Associació La Ira Teatro (Sala Fènix) por el proyecto Streaming Immersiu en directe. 

La entrega de premios se ha hecho a través del canal Youtube de la Fundació Antigues Caixes Catalanes y ha sido conducido por la periodista y cantautora Clara Sánchez-Castro, que ha viajado por Catalunya para dar tres buenas noticias a las tres entidades premiadas.

 

86 propuestas culturales de toda Cataluña y 10 finalistas

Entre las 86 propuestas presentadas, los proyectos ganadores quedaron finalistas juntamente con:

Conscious Dance Festival, de la Associació La Camerata;

Creació des de casa: plans del món des de la finestra, de la Associació A Bao A Qu;

Lectures en ruta, tastet de confinament, de Tramoia Produccions Culturals SL;

Crònica d’un assaig mortal, de Germandat de Polinyà;

El Planeta dels Contes, de Fundació La Roda d’Accions Culturals i del Lleure;

Contes a 2m, de Tantàgora i;

La Sala Online, de Noemí Morales Padern | la-sala.online

El jurado formado por el director del Palau de la Música, Joan Oller; el presidente de la Associació d’Actors i Directors Professionals de Catalunya, Àlex Casanovas; la directora de la Fundació Catalunya Cultura, Maite Esteve; el director de TRESC, Pepe Zapata; y la directora del Diari Ara, Esther Vera, tuvieron que hacer diversas fases de selección antes de reunirse y evaluar los 10 proyectos finalistas, tanto por la cualidad como la diversidad de las propuestas presentadas.

El 31% de las propuestas provenían de las artes escénicas, 23% del ámbito de música, 20% pluridisciplinares, 15% de audiovisuales, 6% artes visuales y 5% literatura. Respecto a la procedencia, 69 pertenecen a la provincia de Barcelona, 7 de Girona, 4 de Lleida, 1 de Tarragona y 1 de las Islas Baleares.

También se ha recibido una propuesta de Valencia y 3 de Madrid con ámbito de actuación en Cataluña.

 

Sobre los tres proyectos ganadores y la valoración del jurat

La Sardina Music, de la Associació Cultural La Sardina (Barcelona). Primer premio.

La Associació Cultural La Sardina nació en marzo de 2020, en pleno confinamiento, con el objetivo de poner en valor la música y sus profesionales y velar por promover la interacción entre artistas, actores de la industria musical y su público y crear formatos de encuentro en pequeño formato.

El proyecto ha consistido en la realización de videollamadas de pago por un precio simbólico de 5 euros en grupos reducidos de 30 personas con músicos durante 45 minutos, con el objetivo de dar soporte a los artistas y que pudiesen seguir actuando. Durante las videollamadas el público podía interactuar con los artistas y hacer preguntas.

Según la entidad, en el proyecto La Sardina Music los artistas son las sardinas y las videollamadas las latas, y su objetivo es que después de todas les actuaciones que se ofrecen de forma gratuita a través de las redes sociales se pusiese en valor la faena de los artistas y del sector cultural.

La actividad se dirigía al público interesado en el sector cultural y la música, entre 16 y 60 años y que fuese usuario de las redes sociales y plataformas virtuales. Para la Associació el gran reto fue crear una asociación con todas las gestiones que implica hacerlo, y la creación de una nueva iniciativa.

Según el jurado, este proyecto es merecedor del primer premio «Por ser capaces de reinventarse con un proyecto de calidad, interactivo, capaz de llegar a nuevos públicos, a través de un nuevo modelo de negocio que consigue dar valor a la cultura y a la profesión de los músicos».

 

Contacontes per telèfon, de la Librería El Genet Blau (Lleida). Segundo premio.

Contacontes per telèfon es un proyecto que nació el mismo día que cerraron las bibliotecas y en el momento que tuvieron que anular una actividad de animación en la cual contaban con 30 familias inscritas. Se trataba de trasladar el escenario de la biblioteca al mundo virtual. Durante cincuenta y seis días seguidos, y desde el primer sábado, se publicaron cuentacuentos en los perfiles de Instagram y Facebook.

La Librería abrió en el 2000, especializada en libro antiguo, pero a partir de 2005 añadió libros de literatura infantil y juvenil. A partir del año 2018 se traspasó y actualmente se centra en la literatura infantil y juvenil ilustrada y realiza actividades de animación lectora.

La actividad iba dirigida a familias con niños y niñas de 2 a 12 años pero también ha llegado a personal docente, bibliotecarios y público adulto.

El Contacontes per telèfon ha superado las 140.000 visualizaciones y cada día continúa sumando seguidores. Esta acción ha supuesto un cambio porque de ser un espacio físico pasó a formar parte del mundo virtual, y a partir de esta iniciativa la librería esta creando un espacio en la red.

Según el jurado, es merecedor del segundo premio, «Por la simplicidad e inmediatez con que una librería singular supo crear y mantener durante 56 días seguidos, a través de la narración tradicional de cuentos con calidad literaria, la atención y el interés de un público cada vez más numeroso”.

 

Streaming Immersiu en Directe, de la Associació La Ira Teatro (Sala Fénix) (Barcelona). Tercer premio.

Este proyecto se crea con el objetivo de ofrecer espectáculos teatrales que se puedan ver en streaming desde casa. No se trataba de un registro de la obra sino de una representación en directo donde la cámara simulaba la mirada del espectador.

Los espectadores, cuando compraban sus entradas podían vivir la experiencia como si estuviesen en el teatro, empezando desde la calle, entrando por la puerta d ela Sala Fénix, pasando por taquilla y acomodándose en una butaca de la primera fila.

Al final de la actuación el público podía interactuar con los actores y las actrices a través de un chat online. Los espectáculos en directo, huyendo de funciones registradas y retransmitidas online.

La acción iba dirigida a todos los públicos. Además de espectadores de Cataluña, las obras llegaron a públicos procedentes de todo el mundo (Japón, Argentina, Reino Unido, Portugal, Chile, etc.).

La Sala Fénix, situada cerca de la rambla del Raval, ofrece una programación teatral tanto para adultos como para familias, y persigue una línea identificada con el teatro de proximidad, joven y con el objetivo de crear, compartir y difundir valores artísticos.

El proyecto supuso un cambio porque los artistas tuvieron que adaptar sus espectáculos pensados y ensayados para ser visualizados a través de una pantalla.

Según el jurado, el proyecto es merecedor del tercer premio, “Por la creación de un innovador lenguaje teatral, donde el espectador se siente protagonista y viaja hasta el escenario, consiguiendo a través de una pantalla, experimentar la intimidad y la interacción con la artista».